martes, noviembre 04, 2008

Pornografía

Anoche pasó algo sorprendente. O no tanto. Mientras terminaba de cenar, iba cambiando de canal hasta que me quedé en una de las escenas más sugerentes de los últimos tiempos: en Una historia de violencia la protagonista femenina juega a ser cheerleader del instituto mientras juguetea con su marido protagonista en la cama; este se desplaza hacia los muslos de ella y empieza a besarla, después de quitarle las bragas con una amplia sonrisa; ella empieza a gemir pero quiere corresponderle así que se coloca para besarle allí donde su marido le está dando placer... Hasta aquí puedo leer porque en ese momento saltaría alguna alarma en la cadena de turno, Cuatro en este caso, para poner publicidad. Imaginen por un momento o al menos inténtelo que en medio de una refriega con tiros, pistolas, sangre, etc... pusieran publicidad. Inimaginable.

2 comentarios:

Anonymous Carmen Coello ha dicho...

Pues anda que cuatro no es de lo peor en cuanto a censura, ¿imaginas esa película en la tele de los curas?, ¡el que no se consuela es porque no quiere!
Pornografía y de la barata es el programa ese de parejas, al mediodía, en Tele 5. Espero que en las clases de Educación para La Ciudadanía les digan a los alumnos lo que es nocivo para la saluda mental y la dignidad como persona

10:39 a. m.  
Blogger elintenso ha dicho...

Me temo que no lo harán

12:14 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal