martes, noviembre 18, 2008

Esquizofrenia

Quizá mi amiga me mintió y ella sigue enamorada de ese chico del que niega hasta tres veces. Pero ahora tres veces son pocas. Uno quiere más pero ojo, ese más puede tener que ver con el fracaso de su vida. En su casa, al menos, le espera una sopa caliente y algo de pan. Pero no tiene hambre. Sueña con ser otra cosa, con estar en otro sitio, pero la realidad es cabezota y no está dispuesto a dejarle hacer. Todo es culpa de él que todo lo justifica y quizá no tiene a quien agarrarse. Sin embargo, su vida es un ir y venir incesante de cosas con las que no cuenta, con las cosas que jamás quiso y con un futuro que desea con locura.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal