martes, abril 22, 2008

Espe, la sombra del viento y el cerdo

Vi un cerdo esta mañana intentando salir de la furgoneta donde le llevaban al matadero. Sublime metáfora de la vida. Él chillaba, golpeaba la verja que le separaba de la libertad y de la vida. Era un cerdo glotón, gordo, bien cebado, de esos que su final ya está escrito por otros, los que somos carnívoros. De musulmanes se libra pero de la ira de nuestra hambre no. Ahora que el arroz y los cereales, la leche también, están por las nubes y cada vez cuesta llegar a final de mes.
Ya estamos a día 22 de abril y se ha abierto aquí el cielo para recibir al sol. El viento castiga a los árboles y el cerdo ya está muerto. Descanse en paz. Ah y ayer Esperanza estuvo en TVE y Ruiz Zafón en todas partes. Como Dios.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal