lunes, abril 09, 2007

Me llamo Matt Damon... ¿Y qué?


Acabamos de ver la última película como director de nuestro amigo Robert de Niro, más conocido como Dear Bobby para sus conocidos. Suponemos que Matt Damon también le llamará así, porque si no, no se entiende. O a lo mejor sí. Veamos. La peli que se llama El buen pastor es un intento de hacer algo parecido a JFK de Olver Stone. Casi lo consiguen al menos con respecto al metraje. Todo para unas alforjas que luego se terminan desembalando en tres minutos al final, en una trama más que previsible sólo salpicada con algún giro de guión que pide algo más que ese final esperable.

Lo de Matt Damon es casi de broma. El encargado del casting no tuvo su mejor día al elegir a este tioquetodavíapareceunchaval, el cual tiene un hijo casi sin enterarse y sin enterarnos. Un hijo que podía ser su hermano, porque Damon siempre parece tener 25 años durante una peli que transcurre por un lado en el año 61 y por otro a partir del 35 en adelante. Por cierto que esta estructura da un poco al traste con lo que se cuenta. La respuesta quizá esté en Matt Damon o quizá esté en que la película juega a tener un equilibrio entre la autobiografía de Wilson, fundador de la CIA, y las propias andanzas de la CIA. La pena es que casi siempre cojea o resulta pesada, quizá porque los engranajes del guión no están lo suficientemente engrasados o simplemente porque la vida personal del Sr.Wilson carece de interés por lo manoseado que está el tema de hombrequesólosededicaasutrabajo pasando tres kilos de su familia.
En la familia destaca en lo negativo el papel, otra vez, de Angelina Jolie, tan sobreactuada como mala actriz, hasta que alguien se dé cuenta de que sus miles de centímetros cuadrados de sus labios no dan para llenar una pantalla de verdad. Lo mejor, los secundarios: Turturro, y sobre todo, un tío que ha envejecido muy bien: Alec Baldwin, que ahora parece hasta un actor y de los buenos.

6 comentarios:

Blogger Diego ha dicho...

Y Billy Crudup!!! Cómo mola Billy Crudup, Cruz. Vamos, que es una mierda de actor, pero mola. La peli??? Pufff, casi me duermo, ese rollo: "uyyyy, mira qué malos son los de la CIA que ni quieren a sus esposas ni cuidan de sus hijos ni ná". En fin. Y eso que fui a verla solito, con muchas ganas, pagando mi entrada y mis m&m's como cualquier ciudadano de a pie. Nota mental: ver estas cosas en pase de prensa, por la cara, que luego pasa lo que pasa. Y no voy a comentar esa secuencia increíble en que lanzan del avión a la novia africana del niño y la vemos caer y caer y caer y caer y caer y caer...

10:12 a. m.  
Blogger elintenso ha dicho...

Debería estar prohibida por ley la cámara lenta en las pelis. Ya está bien de pajas mentales y de música de esa que da dolor de estómago...

10:23 a. m.  
Blogger Diego ha dicho...

Lo que debería estar prohibido, también, es la obviedad progre-bien-pensante-indignación-de-señorita-modosa. "Uyyy los de la CIA pactan con la KGB". En serio? "Uyyy si trabajas en el servicio secreto más importante del mundo no tienes tiempo para tu mujer y tu hijo" Noooooooooooooo, de verdad???. Y podría seguir y seguir y seguir...como la pobre matahari enamorada que lanzan por el avión y cae y cae y cae y cae...Y ya no entro en detalles de por qué cojones el niñato ese grita bahía de cochinos cuando se corre...Ahh y una cosa, a mi Notes on a scandal me gustó. O sea, no es que vaya a cambiar la historia del cine, hay algunos errores de guión pero en general te mantiene tenso e interesado. Cate está cada día más hermosa, Judi Dench está muy bien, soy fundador del club de fans de Bill Nighy...y luego, hay una cosa, un --sí, voy a usar el terminito de marras-- je ne sais quois en el cine inglés últimamente, lo siento tan vivo, tan asido al terreno, tan real...Insisto, la película no es una maravilla, la novela es mucho mejor, pero no está mál resuelta en absoluto, funciona, con algunos errores, pero funciona. Larga vida a Cate Blanchet.

2:31 a. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Los que tendríais que estar prohibidos sois vosotros.
Todos.

6:49 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

P.D. He olvidado mencionar las razones:

- pobreza intelectual
- pobreza argumental
- falta de recato al exhibirlas (las pobrezas).

6:51 p. m.  
Blogger elintenso ha dicho...

Ah, sí. Sentimos haber herido tu sensibilidad como espectador-lector. O no.

5:09 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal