miércoles, febrero 21, 2007

La honestidad y el cine


Mucho se ha hablado este último año de las candidatas a los oscars o del cine en general y de su malllamado compromiso con la realidad. Si partimos de que el cine es ficción es díficil emparentar el séptimo arte con la realidad. Documentales, dirán muchos. Tienen razón pero lo verdaderamente nocivo que la realidad y el cine tienen cuando se mezcla, es la intención de engañar a esa realidad (nosotros, los realhabitantes de la tierra) por medio del cine trasvestido de realidad. Esto que parece un galimatías (o paja mental), bueno, puede serlo, pero tiene una explicación.
La explicación es la honestidad. Queremos decir que el cine trata de explicar su realidad, la realidad de la vida a través de la ficción. El problema surge cuando el cine es sólo una coartada para que la realidad encuentre un acomodo en el 35mm. Meter mano sin justificación alguna en la realidad para desfigurarla y que quede bien en el celuloide es sólo de cobardes o de unos listillos, esto es, los que se dirigen al público para engañarlo...
Aquí empiezo la lista: Paul Haggis, Fernando León, William Monahan, Zwick y empezamos a dudar de los del DiCaprio, Eastwood, ... y otros actores ¿comprometidos? con el engaño... Honestidad es Little Miss Sunshine o Forest Whitaker.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal