lunes, enero 22, 2007

Bobby o cómo sienta cátedra Fernando León en Hollywood


Nos referimos, cómo no, a la primera y esperamos última película del actor Emilio Estevez, uno de los miembros de la conocida familia Sheen. Y ya ha dejado claro por qué sólo debería ser actor tras visionar este post-it de gentes que trabajan, viven o malviven en el hotel dónde asesinan a RFK.


Al final, esta especie de oda a Bobby, termina como el rosario de la aurora con una docena de historias todas venidas a menos entre el aburrimiento y los lugares comunes. Estevez no tiene el oficio ni por supuesto el criterio (claro, es actor) de recortarlas a medio docena porque no sabe distinguir entre la paja y el trigo. Y claro, al final todo es paja. Con todo, parece que al final deja que la música se imponga ante tanto despropósito y nos obsequia con un vídeo musical con la música de Simon y Garkfunkel. Claro, que seguramente piensa que es cinematográfico hacer un vídeo musical de cuatro minutos casi al final de una peli. No nos cabe duda de que tiene razón, sobre todo, cuando no se tiene ni idea de contar algo de una forma simple.


De traca es la aparición del cocinero negro en la piel de Lawrence Fishburne. Parece una de las putas de Fernando León, ésas que hablan como el mejor intelectual del siglo pasado. Fishburne se mete entre pecho y espalda una reflexión sobre el rey Arturo y su filosofía de la vida que ya para sí quisiera Martin Amis. Acongojado nos quedamos de saber que las trampas de Fernando León se ponen de moda en los States.

3 comentarios:

Blogger Diego ha dicho...

que sí cruz, que sí. pero a que era guapo bobby? y sabía hablar y tó. peazo de presidente hubiera sido. y no me pongo a comparar con zps y similares, que me da urticaria.

8:24 p. m.  
Blogger elintenso ha dicho...

Olvidándonos de la peli, cuando veo a cualquier presidente de los States o futurible que me cae bien, sólo en mi imaginación respetará los derechos humanos en su país y en el resto del mundo, cumplirá el protocolo de Kyoto o al menos lo intentará, ayudará a América latina a dejar de ser el hermano pobre del sur, ... esto es, dejará de ser un problema para el Mundo para pasar a ser una solución. Imaginaciones, claro.

10:27 a. m.  
Blogger Diego ha dicho...

el mal menor, cruz. el mal menor. la política, como tantas otras cosas, vive bajo la teoría del mal menor. y si nos ponemos a repasar la historia, RFK --quien creía firmemente en los derechos civiles, en la igualdad racial, en la seguridad social, en la separación de poderese (y su estricto cumplimiento, etc, etc-- tenía posibilidades de ganar las primarias demócratas ese año. finalmente las ganó hubert humphrey, que en principio no era el favorito. humphrey perdió las presidenciales con nixon y el resto es historia. te imaginas que kennedy no hubiera sido asesinado y que hubiese vencido a nixon en las presidenciales? el aluvión de posibilidades, de posibles síes y noes casi me sofoca. y aún cuando kennedy no hubiese ganado las primaras, al morir contaba con sólo 42 años, podría perfectamente haber postulado de nuevo después. pero, claro, todo esto entra en el apartado "what if?", que al igual que la nostalgia no es más que un burdo pasatiempo.

12:39 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal