jueves, mayo 06, 2010

Política vs ciudadanos

Dio un ejemplo de político rancio ayer noche en La Orotava un tal Carlos Alonso, a la sazón jefe económico del cabildo de Tenerife. Desprestigiar al rival, cebarse con el enemigo eran las acciones para las que se daba cita este señor ante unas 300 personas. Objetivo noble si hubieran sido sus contrarios otros representantes de partidos políticos, no era el caso, que opinan que no es necesario el tren del norte a falta de otras necesidades para que la vida de la gente florezca mejor. Pero el desarrollo es el desarrollo pensará este Carlos ávido de obras faraónicas que costarían unos dos mil millones de euros que, claro, él no tiene. Nosotros tampoco. Pero ese no es su problema. Su problema es sacar el proyecto adelante contra quien sea, aunque sean ciudadanos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal