martes, enero 26, 2010

Sin que sirva de precedente

Up in the air. He leído muchas críticas y será que cada vez estoy más cítrico pero la gracia de la película no se la veo por ningún lado. El final se ve venir media hora antes y la mano del guionista, perdónenme, está demasiado presente todo el rato. En fin, como que la película se olvida un par de copas después (¿o eso me pasa porque bebo bourbon?).
La cinta blanca. No me extraña que no la estrenen en muchos sitios. Haneke es un animal y como tal no se corta. Sí, puede ser un poco bestia, pero su tranquilidad al contar el infierno, a mostrarnos ese dark side, el ser humano mismo, te reconcilia un poco. Ah, y dura dos horas y cuarto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal