miércoles, enero 13, 2010

Pepiño Blanco o la estrategia del caracol

El ministro de Fomento ha dado cifras. Pues pensemos en las cifras. Ha publicado las cifras del déficit de AENA y los sueldos de los controladores. Ni más ni menos ha venido a decir: "Miren lo mal que lo estamos haciendo. Tenemos una deuda de 11.000 millones de euros y a los controladores les pagamos una barbaridad, una media de 500.000 euros al año". Simplemente ha venido a reconocer que el ministerio de Fomento funciona fatal, que es un desastre. Pero nadie ha mirado hacia allí. Todos han mirado a esos canallas que son los controladores. Los culpables de que AENA funcione de esa manera son esos hijos de mala madre. Idiocracia se llama.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal