viernes, septiembre 11, 2009

La cofradía del puño

Ahora todos señalan a la educación y a la formación cuando el ladrillo se ha convertido en eso: en ladrillo que no sirve para nada. Nada de esto tiene mérito. Lo hubiera tenido cuando la ambición por el ladrillo estaba efervescente, pero mirar al futuro no se estila en la política.
Ahora en política se estilan las mociones de censura, curioso momento de las democracias locales que afectan a todos y cada uno de los partidos. Yo no las llamaría mociones de censuras sino partitodesgracias. Lo más gracioso del asunto es los que se quejan, ahora los del PP, si repasan las hemerotecas se comportan de la misma manera. Coherencia cero. Pero el problema es una clasificación que salió hace poco: los concejales españoles tienen de media sólo estudios elementales.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal