domingo, noviembre 30, 2008

La poltrona del poder

Dicen que cuando el poder se va o se va yendo a otras latitudes del voto, el desagravio es mayor. Así lo debió pensar Isaac Valencia, alcalde sine die de La Orotava al espetar en un congreso de CC (Coalición Canaria) que Canarias está a merced de los Moros. A esta formación hace mucho que se le acabó la política o alguna idea singular sobre cómo manejar los hilos del poder del pueblo. Lo único que desean es seguir en el poder y continuar con las prebendas da igual a qué precio. Por eso, serán cada vez más reaccionarios, menos educados y respetuosos, y desbarrarán por el sendero del nacionalismo más pendenciero para convertirse en una piltrafa humana con forma de partido político que desaparecerá, porque esas actitudes son del pasado y como dice un popular anuncio, Yo no soy tonto. Espero que nadie lo sea.

4 comentarios:

Blogger tmc ha dicho...

Hoy,como tantas otras veces,me da verguenza decir donde vivo.

9:20 a. m.  
Blogger tmc ha dicho...

Hoy,como tantas otras veces,me da verguenza decir donde vivo.

9:20 a. m.  
Blogger tmc ha dicho...

Lo he puesto dos veces para que quede bien claro,jejeje.

9:22 a. m.  
Blogger elintenso ha dicho...

Ha quedado muy claro.

10:17 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal