viernes, julio 02, 2010

Una obviedad tras otra

Puerto de Granadilla:
Este proyecto es una apuesta por la dependencia de un territorio insular como canarias de un combustible fósil que no tiene demanda. Y, atenta, contra un ecosistema de alto valor ecológico del que depende toda la pesca litoral del Sur de Tenerife y, todas las playas de la zona. Esta obra además de ilegal, la consideramos tan absurda como lo fue la construcción del puerto de Arinaga, que después de tres años de construido, tras haber destrozado el mejor sebadal que existía en Canarias, y de haber supuesto un gravísimo despilfarro de dinero público, no ha satisfecho ninguna necesidad de las previstas, cuestión que se repetirá de forma idéntica si se construye el puerto de Granadilla.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal