martes, mayo 11, 2010

Como a un rey

No iba a comentar lo del rey, sino fuera porque él recibe un mejor trato en la sanidad pública que cualquier hijo de vecino, entre los que nos incluimos usted y yo. Si hay que hacerle pruebas, las que haga falta en la sanidad pública que para eso la pagamos todos. Todos menos ellos, que no cotizan ni se les espera. Me muerdo la lengua no sea que me echen del país por alta traición.

1 comentarios:

Blogger tmc ha dicho...

Esperanza,es lo que nos queda a los antimonárquicos,ah!,y la cola de la seguridad social.

10:24 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal