martes, febrero 16, 2010

Disfraces

Leer el artículo de Santiago Niño hoy en ELPAIS puede ser muy contraprudecente para los que creen que la economía se aprende en dos tardes, pero escuchar los trabajos de The New Raemon aplacan ese mal sabor de boca. Es lo que tiene la música y que además, los disfraces ya escasean.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal