sábado, noviembre 28, 2009

Debilidades

No he seguido el caso muy de cerca pero parece que había una piscina y todos fueron darse un chapuzón. Ahora el agua no aparece por ninguna parte. Me refiero al presunto hecho de que un joven acabara con la vida de una niña de 3 años en el sur de Tenerife. La prensa en general alentada por la torpeza comunicativa de los cuerpos de seguridad del estado decretó la comisión de unos hechos que ya no son lo que parece que fueron. Las investigaciones avanzan hacia otro tipo de acontecimientos y la definición de lo que ha pasado, de lo que está pasando, es posible que se me escape. Lo que no se me escapa es que cada día somos más débiles con este tipo de periodismo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal