domingo, agosto 09, 2009

En la noche

Escuché anoche que en Cataluña los farmacéuticos van a tener libertad de conciencia con respecto a la repartición y venta de la píldora del día después. O sea que van a poder rechazar a cualquier persona que la solicite. A cambio deberán informar a sus clientes, que suelen ser personas como usted o como yo, de todo lo relacionado con la píldora y hacer un análisis terapéutico a cada cliente, que viene a ser una persona como usted o como yo. Me pregunto yo: ¿por qué coño no se hacen un examen terapéutico si los que tienen un problema de conciencia son ellos mismos?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal