viernes, agosto 07, 2009

La (no) ética de Paulino

Aquí, antes de hablar de delito, hablemos de ética. Hablo de la presunta conversación en que el presidente canario le pide al alcalde de Arona que interceda por su sobrina que se presenta a una oposiciones a la policía local (lo comento porque si leen EL DIA, DIARIO DE AVISOS o ven la TELE AUTONOMICA no sabrán de qué narices les estoy hablando). Si lo que se dice que está en el sumario es cierto (y cuando digo cierto digo que me gustaría que algún periodista o abogado o juez colgara en internet dicha hoja del sumario que ya es público para poder leerlo con tranquilidad), quizá no estemos hablando de un delito tal y como lo especifica el código penal (he estudiado derecho y alguna sentencia relacionada con estos temas y todo es bastante más complicado que dos frases en un articulado), pero sí estaríamos hablando de una falta de ética inexplicable e injustificable para lo que representa el cargo de jefe del gobierno canario. Aunque si lo pensamos bien, a lo mejor no es tan grave viendo precedentes (viajes al salmón y trajes sin tickets de compra). Lo digo desde un punto de vista jurídico (vista sentencias de sobreseimiento del caso salmón y del caso Camps) porque tengo muy claro como lo veo desde un punto de vista ético. Pero quizá la ética y la política están en distintos niveles y relacionarlas es una pérdida de tiempo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal