domingo, abril 05, 2009

Ombliguismo

Es una pena que a veces como hoy uno se pare poco en un periódico. Desde las ínfulas de alguno hasta el núcleo de la mala leche de otros, uno huye del periódico más que otra cosa. Por eso, si dejamos a un lado las llamadas de Berlusconi o la afirmación de Soria de que Zapatero no se come el turrón (será porque Soria habrá adjudicado ese turrón a algún amigo nórdico), lo que me produce quizás más pena es el supuesto interés mundial que suscitan las declaraciones de una mujer que fue secuestrada junto a una supuesta amiga y de cómo en el cautiverio se pelearon y ya no se hablaron jamás. Menuda mezquina historia.

1 comentarios:

Anonymous Cibertecla ha dicho...

Eso es lo que ha este mundo le gusta, la mezquindad... Sacar los trapos sucios en público,le apasiona a la "humanidad" (curiosa palabra) y cuanto más sucios salgan a la palestra... mejor!! El comportamiento humano: totalmente impredecible.

8:47 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal