martes, julio 15, 2008

Odio

No me he pasado por las rebajas. Ni siquiera he mirado precios en escaparates o he entrado en alguna tienda buscando una prenda o unos zapatos de esta temporada que termina. O que empieza porque esto de la moda tiene que ir huyendo del pasado como de la peste, para volver treinta años después cuando el pasado ya no lo es, porque se ha olvidado. Aquí vendría bien la memoria histórica. Como histórica es la suspensión de pagos de Martinsa, que recuerda a aquellas crisis dineraria de hace unos treinta años. Esas sí las recordamos y estás aún son el presente. Y lo que nos queda como diría el paisano. Ahora leeré la prensa y veré el lado más amrgo de esta profesión que quiero pero que también odio.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal